viernes, 2 de junio de 2017

Pequeño gato nocturno. Un libro para los amantes de los gatos y de las historias bonitas.

Seguro que a más de uno este álbum ilustrado le recuerda a cuando era pequeño.
A esos libros que te regalaban tus tíos o sobre todo, tus abuelos, con ilustraciones de aspecto antiguo, el texto en una página y las ilustraciones en la otra, el olor a libro, el tamaño...
Nos llegó como novedad editorial, y como era de esperar, como con cualquier libro de gatos que nos llega, lo leímos al momento.
Fue terminarlo, y decir. ¡Qué cosa más bonita! (con alguna lagrimilla en los ojos, para que mentir, jeje).

Amantes de los animales, de los gatos en especial y de las ilustraciones bonitas... tenéis que haceros con este libro.





La historia comienza con un niño tumbado en su camita, repleta de animales de todo tipo: monos, conejos, perritos y cómo no gatos de peluche. Le encantan sus peluches y siempre duerme con todos ellos.
Este niño se llama Toni, y resulta que para él, hoy es un día muy especial. Es domingo y la protectora de animales hace una gran fiesta de verano.

Esta protectora necesita gran cantidad de medicinas, alimento... todo ésto cuesta mucho y por eso celebran este evento.
Toni no piensa perdérsela por nada del mundo y es más, está decidido a colaborar aportando su pequeño granito de arena.

Y ¿cómo? pues muy sencillo. Le encanta dibujar y se ha sentado en la mesa con sus lapiceros. Está dibujando una pantera. Igual es buena idea donar ese dibujo para que alguien en el festival lo compre y así puedan recaudar algo de dinero... Pero al rato se da cuenta, que quizá no sea suficiente y no alcance con tan poquito, así que tras meditarlo, toma una importante decisión: donará todos sus peluches, ya que piensa que ellos también quieren ayudar.




Veremos como Toni y su madre llegan al festival organizado por la protectora, hay un pequeño concierto en el que ella participa tocando el chelo y además conoceremos a Valentín, un simpático gatito que también disfruta con la música. A primera hora de la tarde se hace el sorteo donde se rifan los peluches y los objetos que ha donado la gente. Como veis ha sido una tarde de lo más productiva pero que deja a Toni un poquito triste porque ya no cuenta con sus peluches.

Esa noche le cuesta mucho dormirse y se levanta en busca de su madre.
Juntos, rebuscarán hasta dar con Pol, el antiguo peluche de ella.
Le coserán unos ojitos nuevos y así Toni se sentirá menos solito.
Pero lo mejor está al final de la historia, cuando la madre de Toni, le de una sorpresa que se veía venir, pero que pondrá contento a más de un pequeño (y no tan pequeño).

En esta historia podremos trabajar mucho con nuestros peques: el amor y el cuidado por los animales, una primera toma de contacto de lo que son las protectoras y la labor que desarrollan, el gusto por la música y la amistad.



Podremos hablar sobre diferentes aspectos de las protectoras: si saben lo que son, que a veces se organizan sorteos o rifas para recaudar dinero para los animales, cómo podemos aportar nuestro granito de arena con ellas, y cómo sentirse implicados con el cuidado de los animales en el caso de no poder tener una mascota en casa.

Y si fuera posible el tema de tener una mascota, valorar aspectos como la adopción, los cuidados que va a requerir, las responsabilidades que conlleva... todo ésto puede hacer que nuestro pequeño sea un poquito más responsable y asuma pequeñas tareas y compromisos.

Por otro lado, si hablamos de las ilustraciones, no me negaréis que recuerdan a esos libros antiguos, pero mucho más cuidadas.
Podemos pasarnos el rato admirando la casa donde vive Toni junto a su madre. No hay detalle que haya pasado por alto la autora Sonja Danowski: las arrugas de la ropa, cada pelo de la pequeña cabeza de Toni, las expresiones de las caras...

Las páginas de la izquierda son las que llevan el texto, siempre acompañado de unos pequeños dibujos de animales y flores en tonos rojos y azules.

Ya sabéis que nos gusta fijarnos en las portadas, las contras y las guardas.
En este caso en la portada nos encontraremos a Toni y a un gatito azul ruso (pues parece de esta raza o similar) mirándose fijamente a la luz de las estrellas y en la contra, el peluche de la madre metido en una cestita.
En las guardas, como todos los libros de la editorial, encontraremos una solapa que al abrirla nos cuenta algo más acerca del autor y el título del libro. Además están llenas de pequeños animales y hojas, como los que acompañan al texto.

Este libro de la Editorial Lata de Sal pertenece a la colección Gatos, que por si no lo sabíais, reúne libros de cualquier parte del mundo relacionados con los gatos y que harán que ronroneéis de emoción. Como dicen ellos "Son libros para tus siete vidas".

Si sois amantes de los gatos o de los álbumes ilustrados, no lo dudéis, y adquirir un ejemplar.
Podéis pasar por la Libroteca o pinchar aquí.

4 comentarios:

  1. Es cierto que recuerda un poco a los libros de antes, tipo Enid Bliton o similar. Ay estos gatitos, cómo nos pueden....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los gatitos son lo más ;) jaja.
      Un abrazo gatuno.

      Eliminar
  2. Me acabo de enamorar... Apuntado queda en mi lista, en sitio de honor!

    ResponderEliminar

© Las Lecturas del Gatito, AllRightsReserved.

Designed by ScreenWritersArena